To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

¿Qué es el Autismo?

Es un trastorno del desarrollo, el término correcto es  Trastorno del Espectro Autista, tiene causas neurológicas, afecta todas las áreas del desarrollo y dura toda la vida. 


Está caracterizado por graves déficits del desarrollo, permanentes y profundos, que afectan a la socialización, la comunicación, la imaginación y la conducta. 


Se puede diagnosticar autismo desde los primeros años de vida, incluso desde los 18 meses, es una alteración compleja, pero con un diagnostico oportuno e intervención terapéutica temprana brindado por especialistas,  es posible mitigar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente y de su familia. 


Es un espectro debido a que se manifiesta de diferentes formas, el autismo se presenta desde un grado leve hasta severo y aunque las características son similares, varían entre una persona y otra,  normalmente son los padres o maestros los primeros en notar los comportamientos inusuales de los niños, por lo que si usted tiene preocupaciones por el desarrollo de su hijo, no dude en consultar con los expertos. 


Se estima que en México de cada 100 nacimientos hay 1 niño(a) con autismo  y cada día se diagnostican más casos y los números aparentemente van en ascenso. 


No existe una cura para el autismo,  la ciencia indica que su origen tiene una carga genética importante, lo único que ha podido ayudar a que las personas con autismo sean funcionales, es la intervención terapéutica constante, se dice que 20 horas a la semana de terapia son suficientes para estimular adecuadamente y está comprobado que cuando la terapia se proporciona desde la primera infancia, los resultados son favorecedores. 


Los métodos de intervención han demostrado ser muy acertados en cuanto a disminuir los comportamientos asociados al autismo, por ejemplo el método ABA para modificar la conducta, TEACCH para organizar y planificar , PECS un sistema alternativo y aumentativo de la comunicación, Terapia de Juegos, Terapia de Lenguaje, etc, todos estos modelos de intervención no curan el autismo, pero aplicados de manera correcta y de manera constante ayudan a que la persona con diagnóstico de autismo tenga éxito en su vida.

¿Cuáles son las características que puede presentar una persona con autismo?

  • Retraso en la adquisición del lenguaje.

  • Tiene dificultades para comunicarse verbalmente o mediante lenguaje corporal.

  • Se aísla, no juega con sus pares.

  • Evita el contacto visual.

  • No comprende emociones ajenas (carece de empatía).

  • Conductas compulsivas.

  • Crisis (berrinches) sin aparente motivo.

  • Movimientos estereotipados y repetitivos.

  • Ecolalia (repetición de palabras o frases).

  • Utiliza los juguetes de manera no funcional, los apila, alinea, gira ruedas, etc.

  • La motricidad se puede ver comprometida.

  • Temores y miedos infundados.

  • Desintegración sensorial ( le molestan los ruidos, las etiquetas de la ropa, los olores, los abrazos, etc).

Aunado a esto puede presentar comorbilidad:

  • Trastorno del Sueño

  • TDA-TDAH

  • Trastorno de ansiedad

  • Trastorno obsesivo compulsivo

  • Trastorno  oposicionista desafiante

  • Epilepsia

¿Cómo puedo ayudar a una persona con Autismo?

  • Un diagnóstico oportuno e intervención terapéutica temprana, mejoran la calidad de vida.

  • Hazte amigo de una persona con autismo y preséntale a tus otros amigos. 

  • Muestra interés por sus gustos y preferencias. 

  • Mantente alerta a sus signos de estrés y pregúntale cómo puedes ayudarle.

  • Comprende su forma de ser y no intentes cambiarlo(a)

  • Trátala con la misma amabilidad y respeto que a los demás.