¿Qué es el TDA-TDAH?

Es un trastorno crónico,  mejor conocido como Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad. Está caracterizado por la dificultad para prestar atención, la hiperactividad y la impulsividad. 


Si bien el tratamiento psicológico y farmacológico puede ayudar, este trastorno no tiene cura, los síntomas comienzan en la niñez y puede persistir hasta la edad adulta, puede ocasionar baja autoestima, problemas en las relaciones y ocasiona dificultades en la escuela o el trabajo. 


Se estima que en México un 6% o un 10% de la población infanto-juvenil presentan TDA-TDAH, es difícil de diagnosticar por lo que se requiere de profesionales expertos en el tema.

¿Cuáles son sus síntomas?

En la primera infancia puede aparecer el trastorno negativista desafiante, pueden parecer desobedientes. A medida que el sistema escolar es más demandante empiezan a manifestarse los síntomas, la ansiedad es frecuente, mucha facilidad para distraerse, se preocupan mucho y llegan a presentar cuadros depresivos, son niños inquietos, tienen dificultad por prestar atención,  impulsivos, dispersos, suelen olvidar actividades o sus pertenencias, suelen mostrar un déficit en el desarrollo de habilidades sociales y emocionales.


En la adolescencia pueden deprimirse considerablemente, les cuesta planificar, organizarse, y tienen dificultad con la gestión del tiempo, persiste un bajo nivel de habilidades de comunicación, 
Cuando se llega a la etapa adulta es posible que previamente se haya sufrido aislamiento social o rechazo debido a los comportamientos del TDA-TDAH, y por lo tanto la autoestima esté afectada, peleas por falta de control de la ira, sensibilidad emocional, problemas de memoria y en las funciones ejecutivas por  la falta de organización, tareas no acabadas, pueden presentar problemas en el trabajo, con la pareja y familia. 


Sin embargo, con un diagnóstico oportuno e intervención terapéutica temprana y constante, las personas con este trastorno puede superar muchas de las características de este trastorno y llevar una vida normal, siendo importante que las personas que los rodeen conozcan sobre el trastorno y los apoyen.

¿Cuál es el tratamiento ideal?

  • Un diagnóstico oportuno.

  • Intervención neurológica.

  • Intervención terapéutica.